Picasso y Karsh

En 1954, Pablo Picasso invita a Yousuf Karsh a visitarlo en su estudio de cerámica.

Karsh realiza con Picasso una más de sus antológicas series de fotografías.

 

Karsh nos dice algo así:

“Cuando uno ve el destello de la grandeza delante de su cámara debe reconocerla al instante. Hay un breve momento en el que todo lo que hay en la mente, en el alma, en el espiritu de una persona se puede reflejar a través de sus ojos, sus manos o su actitud corporal. Ese es el momento a fotografiar, el instante que hay que capturar. Ese es el esquivo “momento de la verdad”.

 

Karsh mira y piensa antes de apretar el botón. Su corazón y su mente son los verdaderos lentes de la cámara.

Picasso, junto a un muro de piedra ilumina, con su figura y su obra, la oquedad del tiempo. La arcilla se ha hecho cerámica, forma y cuerpo de mujer.

Picasso y Karsh nos ofecen un mundo de alegorias.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s